Reporte Horizonte 2018

Publicado por admin en

Es un reporte publicado anualmente por NMC y EDUCAUSE sobre tendencias de tecnología en educación

Meta-categorías

Los temas a tratar pueden ser incluídos en una o varias de estas clasificaciones y serán señalados de esa manera:

Expandir el acceso y la igualdad

La gente espera poder aprender de la misma forma en cualquier dispositivo. Todos los elementos del ambiente de aprendizaje deben ser accesibles para docentes y alumnos, también debe estar diseñado con todas las necesidades de los usuarios en mente

Generar la innovación

Los egresados no solamente deben cubrir las necesidades de su industria, sino redefinir y mejorar la fuerza laboral a la que entran.

Promover el aprendizaje auténtico

Las universidades usan diversos modelos de enseñanza para crear experiencias reales de aprendizaje. Grabar la “maker culture” en la educación superior permite a los estudiantes contribuir a su propio aprendizaje. No tienen que egresar para cambiar el mundo.

Aprovechar los datos

Las instituciones miden el rendimiento, participación y comportamiento estudiantil para tomar las mejores decisiones. Adoptan la cultura de compartir internamente su información para lograr sus objetivos.

Mejorar la profesión educativa​

Los avances tecnológicos y educativos se balancea el poner al estudiante al centro de la clase con la facilitación discreta pero efectiva. No siempre se motiva a los docentes a mejorar sus técnicas o se recompensa cuando lo hace.

Promover alfabetismo y fluidez digital​

La tecnología es omnipresente pero inefectiva o distrae si no se integra a la enseñanza. Las industrias exigen empleados tecnológicamente capaces. No basta con que los alumnos y docentes conozcan un software; deben de poder hacer conexiones entre herramientas para resolver problemas.

Tendencias clave que aceleran la adopción de tecnología en educación superior

Tendencias a largo plazo - 5 o más años​

Fomentar culturas de innovación

Innovación

Aprendizaje
auténtico

El 68% de las universidades marcan el éxito estudiantil como una de los 3 primeros objetivos de la innovación y poco menos de la mitad de ellas lo considera su prioridad principal.

—Online Learning Consortium and Learning House survey

El aprendizaje participativo crea un espacio de igualdad entre autoridades y estudiantes al promover al resolución colaborativa de problemas.

Nuevas tecnologías y modelos educativos democratizan la experiencia, por ejemplo:

  • Herramientas de participación y evaluación durante la clase
  • Cursos semi-presenciales y en línea

Muchas universidades se enfocan en innovar para alcanzar nuevas tecnologías como inteligencia artificial, realidad virtual, machine learning, la gig economy (modelo de negocio en línea basado en contratos por evento/proyecto) y al mercado global virtual enfocado a recolectar, analizar y compartir datos de manera segura.

El Consejo de Universidades de Ontario incluye simulaciones en línea basadas en evidencia y creó el primer centro de inclusión digital para usuarios con discapacidades, entre otros.

Rusia creó Innopolis, la ciudad enfocada innovar en todo nivel educativo.

En Pakistan, los estudiantes de Lahore University crearon un centro de innovación enfocado a ofrecer servicios a emprendedores.

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

La OECD y el Instituto de Investigación y Desarrollo de Francia convocaron a investigadores de educación superior, expertos en políticas de ciencia y agencias de desarrollo para deducir los 3 desarrollos más importantes alrededor de la innovación en  universidades:

  1. Internacionalización de la educación superior y la investigación.
  2. Incremento en la confiabilidad del fondeo basado en desempeño.
  3. Una nueva generación de políticas para incrementar el retorno de investigación a innovación.

Considerar qué ambientes de aprendizaje y recursos físicos como los maker spaces pueden fomentar la innovación será crítico.

Carnegie Mellon University ha creado el Centro para Transferencia de Tecnología y Creación Empresarial (CTTEC) y en 10 años ha creado 261 compañías

Muchas instituciones tiene la empleabilidad más que como lema sino como fuerza motora para la innovación. Los estudiantes de fotografía de Falmouth University en el Reino Unido, tienen experiencias profesionales reales siendo parte de MAYN Creative, la agencia universitaria.

Colaboraciones con otras instituciones y sectores

Innovación

Acceso e
igualdad

Aprendizaje
auténtico

Colaboraciones entre instituciones

Si las instituciones educativas pueden aprovechar la tecnología para aliarse con otras instituciones, incluso de manera internacional, y generar un banco conjunto de recursos digitales para los cursos, datos y tecnologías a los que por separado no tienen acceso, crear un cambio social y reducir costos.

 El sitio de noticias The Chronicle of Higher Education define 4 factores para el éxito de las redes de universidades bajo este modelo:

  1. Lograr la aceptación de todos niveles de liderazgo.
  2. Identificar organizaciones afines.
  3. Aprovechar la tecnología para facilitar servicios administrativos clave.
  4. Construir en la facultad la confianza en los programas.

The Teagle Fundation comprueba, con su estudio de 3 años, que la colaboración estructurada y rediseño la oferta académica con tecnología baja costos y aumenta la tasa de éxito

La Universidad de Hong Kong y la Universidad de Educación de Hong Kong anunciaron Connect*Ed, una iniciativa que aprovecha las redes sociales  para crear comunidades virtuales dinámicas en la que los estudiantes comparten experiencias educativas para mejorar sus practicas y profesionalismo.

Universidades en Detroit desarrollaron un consorcio para aumentar la inscripción de estudiantes con baja representación y equiparlos con habilidades necesitadas en la economía local.

El Centro de Innovación Digital Japón-EUA es una colaboración ambiciosa en la que 8 universidades de cada país crean en conjunto proyectos educativos enfocados a desarrollar habilidades requeridas para el éxito en la era digital.

Colaboraciones con otros sectores

Este tipo de colaboración tiene dos partes: que las habilidades de los estudiantes coincidan con las de la fuerza laboral del siglo 21, y usar los centros de investigación e innovación en los campus para generar y mejorar nuevas ideas. El Stanford Social Innovation Review resalta la necesidad de los líderes por desarrollar habilidades de diferentes sectores en su carera y la posibilidad de empezar a lograrlo con colaboraciones en la educación superior.

La Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega lidera el programa +CityxChange, aprobado por la Comisión Europea. Pretende desarrollar soluciones sustentables con tecnología para crear ciudades inteligentes. Combina los esfuerzos de 11 organizaciones y abarca 7 ciudades.

La Universidad de Pekín colabora con la farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim para avanzar en investigación y generar descubrimientos al frente de la ciencia y la tecnología.

La Ravensbourne University de Londres incorporan currículos del estándar industrial en los salones al colaborar con el Centro Empresarial y de Innovación de la universidad. Adicionalmente a que los alumnos obtienen experiencia laboral real, las industrias se benefician de las relaciones con clientes que los estudiantes manejan y facilitan la presentación de ideas y procesos aún no probados. 

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

Se necesitan esquemas y guías más explícitas para definir cómo estas alianzas deben de proceder para tener el mayor impacto posible. Para ello se han dedicado varias conferencias y organizaciones:

  • La Conferencia de la Coalición Nacional Yes We Must que se enfoca en escalar esfuerzos para poblaciones estudiantiles poco representadas.
  • Los talleres de la Universidad Dalhousie fomentan la colaboración de instituciones en Nova Scotia.
  • La Conferencia de Interacciones Industria-Universidad convocará  más de 500 líderes educativos y creadores de políticas en Londres para definir diversas colaboraciones con sectores de conocimiento, financiero y de emprendimiento.
  • El esquema africano Digital4Development (D4D) identifica sinergias entre varios sectores, incluyendo el educativo.
  • Dos líderes educacionales estadounidenses lanzaron el Empirical Educator Project en el que identifican potenciales colaboradores entre industrias, alinean proyectos a necesidades y capacidades institucionales y resaltan herramientas tecnológicas que ayudan a generar innovación para incrementar el éxito estudiantil.
Tendencias a mediano plazo - 3 a 5 años

Proliferación de recursos educativos abiertos

Acceso e
igualdad

Mejor profesión educativa

Alfabetismo digital

Aunado a los movimientos Creative Commons y Código Abierto  este tipo de recursos tienen décadas en existencia. Son un alternativa a publicaciones comerciales que dan la libertad y flexibilidad de ser adaptados a necesidades locales por los instructores.

La adopción de estos recursos (OER por sus siglas en inglés Open Educational Resources),  se amplifica y al incorporarse en la dirección estratégica de la institución y es una oportunidad para repensar su pedagogía y moldear cómo enseñanza y aprendizaje se conectan con esta estrategia institucional.

Reducen costos de libros de texto ya que College Board estima que en el 2018 les cuestan un mínimo de $1,220 USD por año a los estudiantes. Razón por la cual en 2014 el 65% de estudiantes en EUA rehúsaron comprarlos.

Los OER incluyen varios materiales incluyendo:

  • Cursos completos
  • Materiales de curso
  • Módulos
  • Libros de texto
  • Videos
  • Evaluaciones
  • Software
Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

La sostenibilidad de los OER es un problema ya que abierto no significa gratuito. Existen costos de creación y distribución.

Algunas instituciones de EUA invierten fuertemente en construir opciones de grados (licenciaturas) OER, lanzándolas como Z-degrees, es decir “cero costo en libro de texto”. 

La iniciativa OpenCourseWare y MERLOT ofrecen OERs arbitrados de un amplio rango de tipos de recursos, disciplinas y audiencias.

Lumen Learning ofrece colecciones de OERs para apoyar grados o áreas de estudio específicas.

OpenStax sigue reduciendo costos de libros de texto con la iniciativa de editorial abierta por parte de la Rice University.

La Open University de Reino Unido fue de las primeras en adoptar OERs a nivel institución en 2006 con su plataforma OpenLearn.

En 2013 la Comisión Europea reveló el plan Opening Up Education que incluye de manera abierta pedagogía, colaboración entre instituciones e individuos, liderazgo, estrategia y políticas. También cuentan con el OpenEdu Project que cada vez es más aceptado y tiene como objetivo determinar si los grados con OERs  permiten obtener esos grados más rápidamente aparte de reducir costos.

El Proyecto de Cursos con Calidad China del Ministerio de Educación en ese país ha integrado OERs en su política de gobierno, diseñando esos OERs y manteniéndolos. También dicta que los reconocimientos a la excelencia docente consideren desarrollo de OER

EUA va atrasado en políticas de OERs ya que en 2017 por tercer congreso consecutivo, se ha introducido el Affordable College Textbook Act y no promete pasar. Es una propuesta de uso de OERs para bajar costos a estudiantes. Por otro lado, tienen el OER Degree Initiative.

Incremento en nuevas formas de estudios interdisciplinarios

Aprendizaje auténtico

Innovación

Mejor profesión educativa

Se introducen como alternativas a modelos tradicionales en forma de experiencias interdisciplinarias, nanogrados y certificaciones alternativas como insignias digitales. Se unen investigadores con tecnólogos académicos para innovar con estructuras de datos, visualizaciones, aplicaciones geospaciales, etc. Movimientos sociales sobre género, raza, calses y política han catalizado esfuerzo para apoyar nuevas disciplinas.

Una encrucijada de la educación superior es la crisis existencial respecto a disciplinas tradicionales como humanidades e historia. Para mantener la relevancia de ellas, se fomentan nuevos y creativos programas de estudio aunque conflictúen con tradiciones de especialización.

Son esenciales sobre todo las características de liderazgo, gestión y comunicación efectiva para lograr colaboraciones interdisciplinarias exitosas. Un autor advierte que “no contar con 1 más de las 10 características necesarias es lo que causa que los proyectos interdisciplinarios fallen”, en una serie de artículos.

El artículo expone a la Association des États Généraux des Étudiants de l’Europe y a la Interdisciplinary Research Group in Organizational Communication de la Universidad de Ottawa, Canda como promotores efectivos de la colaboración interdisciplinaria

La visión al fundar la Universidad Humboldt de Berlín fue brindar una experiencia completa e interdisciplinaria a los alumnos. Hoy ofrecen módulos como Diversidad del Conocimiento en la estudiantes de diversas carreras exploran temas desde distintos ángulos.

La Universidad Estatal de Washington (WSU por sus siglas en inglés) anunció grandes cambios en el empleo combinado de personal y recursos. El departamento de Lenguas y Culturas Extranjeras se unirá con el de Estudio de Culturas, Género y Raza Críticas y con el de Estudios Generales en Humanidades y Ciencias Sociales para formar una Escuela de Lenguas, Cultura y Raza. Todo para que los estudiantes tengan acceso a cursos que tratan temas importantes actuales que proveen habilidades a demanda y entrenamiento en la diversidad. Esta “polinización cruzada” pretende fomentar también colaboración entre la academia, empleados e investigadores para atender las cambiantes competencias que los estudiantes necesitan en el mundo laboral.

Si los estudiantes ciertamente sostendrán una serie de trabajos a través de su carrera, como lo predicen líderes educativos argentinos y nigerianos, entonces un trasfondo académico que potencie la flexibilidad y adaptabilidad académica será un gran recurso.

Crear planes de estudio experimentales (o permitirle a los estudiantes desarrollarlos) ofrece muchas posibilidades al igual que complicaciones potenciales en cuestión logística y de requisitos académicos para graduarse. 

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

Las disciplinas STEMM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y medicina, por sus siglas en inglés) experimentan incremento en su inscripción e inversión pero un reporte de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina desaconsejan la hiperespecialización. Mientras que un “cuerpo emergente de evidencia” demuestran que integrar estas disciplinas con humanidades “está asociado con resultados positivos de aprendizaje que ayuda a los estudiantes a entrar a la fuerza laboral, vivir vidas plenas y convertirse en ciudadanos activos e informados”. Dicho reporte de las Academias incluye un compendio de más de 200 programas en EUA que están diseñados como interdisciplinarios.

En la Hiram College, se proponen crear títulos universitarios interdisciplinarios que incluyen áreas de bellas artes, escénicas y digitales; crimen y justicia; y administración de deportes, para hacer frente a “desafíos urgentes de nuestros tiempos”. Son cambios que impactarán puestos y departamentos de su academia.

Un modelo de centro interdisciplinario dentro de una misma escuela, lo lleva el Centro Cukier, Goldstein-Goren para la Mente, Cognición y Lenguaje de la Escuela Sagol de Neurocienicas en la Universidad de Tel Aviv. Más de 160 investigadores de ciencias biológicas, medicina, ciencias sociales, ciencias exactas, educación, humanidades y artes estudian neurociencia y colaboran en un marco de enseñanza e investigación de la disciplina.

El Programa de Comunicación Aplicada, Liderazgo y Cultura en la Universidad de Prince Edward Island es un nuevo título universitario interdisciplinario que expande el plan de estudios tradicional para incluir conciencia cultural, comunicación visual y proyectos generados por el lugar de trabajo.

La Northeastern University ha formado una nuevo laboratorio interdisciplinario, el Laboratorio de Investigación en violencia y Justicia. Participan disciplinas de psicología, justicia criminal, sociología, salud pública, medicina y trabajo social.

Tendencias a corto plazo - 1 a 2 años

Creciente enfoque en medir el aprendizaje

Aprovechar datos

Mejorar profesion educativa

De los 55 millones de trabajos que deben cubrirse para el 2020, 5 millones que requieren grados universitarios, se estiman que no se cubrirán por creación de empleos y la salida de los Baby Boomers de la fuerza laboral. Algunos proponen que hay una brecha entre lo que los egresados aprenden y su habilidad para comunicar que lo han aprendido. 

Es tal la necesidad de medir y verificar las habilidades que han surgido varios proveedores que certifican lo aprendido, independientemente de dónde lo hicieron. Ellos miden el aprendizaje y lo codifican en competencias.

Esto simplifica la labor del empleador para contratar talento calificado y crea un esquema de contratación basado en competencias. Cada vez más empleadores buscan al egresado “en forma de T”: una combinación de conocimiento vertical profundo en un área y un amplio rango de habilidades interpersonales (trabajo en equipo, comunicación, facilidad con los datos y tecnología, apreciación de diversidad cultural y habilidades literarias avanzadas).

Para lograr estas capacidades, instituciones ofrecen experiencias  de microparendizaje y certificaciones alternativas ya sí documentar todo tipo de aprendizaje.

Esta tendencia apunta a una mayor sobre aprendizaje calculado y personalización.

La Universidad de Southern New Hampshire está construyendo un plataforma para trazar habilidades interpersonales a demanda.

El Centro para la Innovación Académica del Sistema Universitario de Maryland está desarrollando microacreditaciones digitales que les ayuda a demostrar sus conocimientos y preparación profesional.

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

Las instituciones educativas siguen estando en la mejor posición para certificar el conocimiento y transparentar las habilidades de sus egresados. Quienes los proveen, en cambio, pueden ser múltiples instituciones, que pueden incluir investigación, aprendizaje en el servicio, pasantías, intercambios, certificaciones externas, logros co-curriculares, etc.

En este movimiento hacía la mayor medición del aprendizaje y habilidades basadas en evidencia los alumnos deben entender qué conocimiento y habilidades obtendrán aún antes de comenzar la experiencia educativa.

Connecting Credentials tiene taxonomías universales que ayudan a estudiantes y empleadores a entender y comparar certificaciones universitarias.

Workcred es otro sistema que permite a ambos públicos entender cómo las certificaciones se traducen en competencias

El Instituto de Tecnología Royal Melbourne (RMIT por sus siglas en inglés) ha cread RMIT Creds en dos modelos: Su modelo abierto ofrece varias microcertificaciones adaptables a múltiples carreras; y su modelo incorporado, integrado a sus programas formales.

Grading Soft Skills (GRASS) es un proyecto europeo de 8 instituciones en 4 países para crear insignias en habilidades interpersonales. Por ejemplo, estudiantes de la Universidad de Belgrado que tomaron un curso de programación en Java, de manera voluntaria, pudieron obtener insignias en habilidades de colaboración y comunicación aparte de programación en Java.

El Programa Honors de la Universidad Estatal de Illinois permite a los estudiantes mostrar sus habilidades.

Oregon Tech Online ofrece 20 microcertificaciones en atención médica y tecnología de la información.

Desde el 2014 Harvey Mudd College ofrecer mircrocertificaciones para talleres científicos y computación de alto rendimiento, y que han demostrado cierto nivel de competencia de programación en ambientes como Matlab y Mathematica.

Rediseño para espacios de aprendizaje

Aprendizaje auténtico

Innovación

Mejor profesión educativa

De acuerdo a amplias investigaciones y meta-análisis, el aprendizaje activo es el modo más efectivo de aprender y la educación superior está alejando de la catedra magistra y acercándose participaciones en este aprendizaje activo. Y en ese camino, avanzan también los espacios de aprendizaje activo (ALC por sus siglas en inglés). Investigaciones de EDUCASE los apuntaron como la principal estratégica tecnológica del 2017. Junto con makerspaces, los ALCs promueven trabajo en clase de descubrimiento, invención y resolución de problemas aparte de crear conocimiento.

Un estudio de la Universidad Estatal de Iowa encontró que remover la barrera espacial entre estudiante e instructor es un ingrediente clave del aprendizaje activo, y que la apertura y la flexibilidad son importantes para promover una comunidad de aprendizaje.

Algunos estudios advierten no depender en exceso de los nuevos espacios de aprendizaje ya los costos y complejidad de estos espacios pueden desanimar a las instituciones de implementarlos o solamente permitirles hacer en una proporción reducida de sus salones; lo cual crea problemas de igualdad de acceso. Alternativamente, se proponen salones listos para aprender: Salones equipados con lo básico en muebles móviles y abundantes superficies de escritura que están al nivel de los ALCs de alto nivel llenos de tecnología

El proyecto 4TU en 4 universidades de Paises Bajos intenta desarrollar especialización en ingeniería educativa al incluir makerspaces en su programa curricular.

Una investigación de la Eastern Kentucky University estudió los “hot-spots” o lugares del salón que más usaban estudiantes para actividades específicas.

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

El éxito en el desarrollo de espacios de aprendizaje requiere un balance. Por un lado, el diseño del espacio impacta la percepción y participación del instructor y el estudiante. Por otro lado, a menos que el curso explícitamente aproveche el salón, las expectativas sobre el espacio pueden no cumplirse. Aparte, si los estudiantes no están familiarizados con los ALCs y el aprendizaje activo, pueden ejercer resistencia a ellos.

El Learning Space Rating System es un conjunto de criterios para calificar el diseño de un salón respecto a su apoyo al aprendizaje activo.

FLEXspace es una colección internacional con ejemplos detallados de espacios de aprendizaje.

Guías de aplicación:

  • U.K. Higher Education Learning Space Toolkit.
  • North Carolina State University’s Learning Space Toolkit.
  • McGill University (para espacios y técnicas de enseñanza).

Para maximizar la flexibilidad y facilidad de uso, la tecnología de los espacios de aprendizaje se está convirtiendo en completamente inalámbrica (ejemplos: proyectores inalámbricos, dispositivos móviles ambulantes).

También se experimenta con la activación por voz, usualmente con tecnologías existentes como Alexa (asistente virtual de Amazon), usando una interfaz de lenguaje natural.

Tanto instituciones como proveedores experimentan con integrar a sus salones realidad extendida (XR por sus siglas estilizadas en inglés); esto es realidad virtual, realidad aumentada y realidad mezclada. Las video paredes son similares a la XR y se están convirtiendo en estándar para aprendizaje en muchas instituciones.

Dynamic Anatomy es un proyecto de la Universidad Leiden para explorar la aplicación de realidad virtual en la educación médica.

La IQ-Wall de la Universidad de Indiana.

La interactWall de la Universidad Estatal de Georgia permite a estudiantes examinar de cerca los órganos humanos y hacer tours de 360º en sitios arqueológicos mayas.

La Universidad Stanford ha equipado uno de sus espacios con un sistema acústico sintético que consiste de 40 micrófonos colgantes y 76 bocinas para llevar discusiones que abarcan tanto a todos los estudiantes como a pequeños grupos de trabajo.

Desafíos significativos que impiden la adopción de tecnología en la educación superior

Desafíos solucionables -
Aquellos que entendemos y sabemos resolver

Experiencias de aprendizaje auténtico

Aprendizaje auténtico

Innovación

Mejor profesión educativa

Se le llaman así de manera general a varias estrategias para sumergir a estudiantes en ambientes de aprendizaje práctico como son:

  • Entrenamiento vocacional
  • Pasantías
  • Consultas a científicos
  • Proyectos comunitarios
  • Intercambios
  • Prácticas a distancia
  • Proyectos terminales con cliente

En EUA, más de 6 millones de empleos no han sido llenados. 

Por otro lado,  lo largo de Asia aumenta en jóvenes el desempleo, el subempleo y la insatisfacción laboral. 

Aparte, la mayoría de países africanos enfrentan escasez de recursos humanos y capacidad en ciencias y tecnología, agricultura y ciencias de la salud, mientras que su producción de habilidades no alcanza la demanda laboral o las necesidades de desarrollo.

El aprendizaje auténtico puede cerrar estas brechas y puede empezar desde el inicio escolar (como complemento a la instrucción en salón) o puede servir como factor decisivo un punto intermedio de reorientación en la carrera. También brinda flexibilidad a explorar campos interdisciplinarios (ej. diseño de juegos, neuromarketing, informática) o puestos específicos sin comprometerse a tiempo completo.

Existe un beneficio mutuo: Las compañías crean canales de talento y retribuyen a la comunidad, mientras que académicos y estudiantes acceden a expertos, instalaciones de vanguardia y nuevos métodos probados.

La Universidad de Buenos Aires ofrece proyectos relacionados con la comunidad. Ayudan a desarrollar pensamiento crítico y capacidad reflexiva aparte de mostrar el impacto de sus decisiones. 

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

Estos programas ayudan a evaluar y reestructurar los programas institucionales. En muchos países industrializados se incorporar programas técnicos más cortos con experiencias de aprendizaje auténtico que tienden a reducir deserción y aumentar participación laboral.

En países como EUA, Alemania, Suecia y Suiza, los programas duales que combinan pasantías presenciales con entrenamiento técnico o vocacional han aumentado la tasa de participación laboral entre 50% y 60%.

En 2017, Reino Unido introdujo el Impuesto de Pasantía (Apprenticeship Levy), comparte el costo de la educación con los empleadores para cumplir la meta de crear 3 millones de pasantes para el 2020.

Aprender haciendo (Learning by doing) es un principio del aprendizaje auténtico y está fuertemente presente en los esquemas educativos como los de el Degree Qualifications Profile de la Fundación Lumina y la Iniciativa LEAP de la Asociación Americana de Colegios y Universidades.

La Universidad Western Cape en Sudáfrica marca la apertura al aprendizaje durante toda la vida como uno de los 3 “atributos de egreso”.

Kinneret College es una institución israelí en la que estudiantes de últimos años pueden inscribirse en un curso electivo de gestión turística que les permite ayudar en la administración de un crucero mediterráneo. Se les califica con base en presentaciones y reportes de campo que describen sus experiencias.

Mejorar el alfabetismo digital

Innovación

Alfabetismo digital

El alfabetismo digital trasciende habilidades tecnológicas y es más una ciudadanía digital que conlleva uso apropiado y responsable de ella, etiqueta de comunicación en línea, así como derechos y responsabilidades digitales. El reto se formula ya que las experiencias académicas son influenciadas por cómo los estudiantes descubren, recopilan y usan la información.

El reporte Digital Literacy in Higher Education, Part II explica que que el alfabetismo digital  es una prioridad principal en la educación superior al citar al Foro Económico Mundial respecto a que para el 2020 35% de las habilidades consideradas vitales para el campo laboral habrán cambiado y muchos campos laborales girarán al rededor de habilidades técnicas, creatividad y pensamiento complejo.

Justine Greening, Secretaria de Educación en Reino Unido, explicó que para el 2022 los negocios necesitarán aproximadamente 1.2 millones de nuevos empleados con habilidades digitales.

Robin Ghurburn, rector y CEO de Richmond, comenta que las instituciones que hagan del alfabetismo digital y la tecnología una prioridad, serán las que prosperarán.

La Universidad Vanderbilt estableció un grupo ad hoc de académicos, administradores y personal para crear una definición del tema y una documentación de cómo implementar alfabetismo digital en el campus.

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

Muchas universidades incluyen este tema en sus programas formales de estudio, pero también advierten que estas habilidades no se pueden obtener solamente en la universidad, sino de pasantías, proyectos, talleres y cursos adicionales.

En un reporte Jisc (Comité Conjunto de Sistemas de Información, una ONG en Reino Unido) mostró que el 80% de los estudiantes consideraban las habilidades digitales como importantes en su carrera; sin embargo, solamente la mitad indicó que sus clases los preparaban para entrar al mundo laboral digital. “Los beneficios completos del aprendizaje apoyado en tecnología aún no se muestran ya que muchas veces se usa la tecnología más por conveniencia que por pedagogía efectiva. 

En 2017 EDUCASE determinó en un estudio que solamente la mitad de la academia encuestada estaba de acuerdo con que sus estudiantes estaban preparados para usar tecnología específica de la institución. Solo 25% de los estudiantes piden ayuda tecnológica a sus instructores para actividades académicas.

En 2018 la biblioteca de la Universidad Virginia Tech lanzó un esquema de alfabetismo digital que empodera a estudiantes a “navegar el complejo mundo digital como creadores y consumidores para alcanzar sus diversas metas”.

La Universidad de Queensland, Australia, desarrollo un esquema parecido para alfabetismo digital y de la información.

La Universidad de Western Cape en Sudáfrica recientemente creó un tutorial en línea que facilita la colaboración entre bibliotecarios e instructores al desarrollar programas de estudio que ayudan a estudiantes a usar mejor los recursos digitales.

La Universidad de Edinburgh en Escocia desarrolló el curso autoguiado “23 Cosas para el Conocimiento Digital” que ayuda a desarrollar habilidades digitales y en línea a través de experimentación y aplicación.

La Universidad de Gestión de Singapur (SMU por sus siglas en inglés) creó un panel de expertos académicos y de las industrias para discutir las tendencias laborales y los esfuerzos actuales para desarrollar una fuerza laboral digitalmente competente.

Desafíos difíciles -
Aquellos que entendemos pero no es claro cómo resolverlos.

Adaptar los diseños organizacionales al futuro del trabajo

Innovación

Mejor profesión educativa

Algunas autoridades en la educación superior argumentan sobre cómo la confianza en la jerarquía tradicional se ha vuelto obsoleta y las universidades encuentran nuevas formas de integrar colaboradores a distancia y programas interdisciplinarios; introducir nuevas escuelas al unir otras existentes; y ofrecer opciones de profesionalización más flexibles. Todo, para romper el “triángulo de hierro”: accesibilidad económica, calidad y equidad de acceso. También se preparan para la “nueva era” de profesionales que no dejan de aprender al adoptar ecosistemas de software en la nube, redes sociales, computación móvil y big data.

El acceso a la información vuelve a los negocios más transparentes y vuelve su toma de decisiones más democráticas; evitar la burocracia, alinean a la fuerza laboral y elimina costos. Estos esfuerzos mejoran el modelo de negocio con un enfoque más fuerte en retornar inversiones.

El reporte  Competency- Based Education demuestra que enfocarse a competencias permite salir de modelos instruccionales tradicionales y costos.

Instituciones como Purdue University, Alliant International Universi- ty, y Rasmussen College han creado corporaciones “college benefit” (a beneficio de la universidad y con impuestos reducidos).

Implicaciones en políticas, de liderazgo y prácticas

Los roles académicos son siempre afectados por movimientos económicos, por ejemplo la “gig economy” en la actualidad: 2/3 de los miembros de la academia en universidades no son “de planta” y enseñan en distintas universidades. La Encuesta de Comunidad Americana sugiere que 31% de los maestros de medio tiempo viven cerca o debajo de la linea federal de pobreza. Sus sueldos están haciendo presión en la estructura organizacional tradicional para proveer mejores condiciones, seguridad y movilidad profesional, atención médica, etc; e incluso a cambiar patrones de gasto académico. 

Pensando en el éxito estudiantil, instituciones consideran ofrecer ayuda financiera, asesoramiento académico y becas de trabajo. Muchos cambios son consecuencia de la “transformación digital”; es decir, la transformación de la actividad principal de una organización que aprovecha la tecnología para satisfacer las necesidades del cliente. Ejemplos de estos cambios son:

  • Convertir cursos a aula invertida o semi-presenciales
  • Proveer opciones para aprender en línea y tener suficientes opciones el las encrucijadas del progreso académico
  • Monitorear el progreso y éxito estudiantil con métricas, e intervenir oportunamente.
  • Aliarse con industrias para ofrecer insginias y certificados digitales.

En la University of British Columbia, la nueva guía de promoción y titularidad promueve la creación y uso de recursos educativos abiertos (OERs).

Los grupo de la Planeación y Asesoramiento Integrados para el Éxito Estudiantil (iPASS por sus siglas en Inglés) proporcionan, gracias al uso de tecnología, asesoramiento con fondeo de la Fundación Bill & Melinda Gates.

Categorías: Sin categoría